Logo MadPolo

Noticia

MadPolo ’22 cerró su mejor Campus

El campamento de verano de Waterpolo MadPolo finalizó su sexto Campus con una opinión mayoritaria y consensuada entre monitores y sus cerca de 60 participantes: ha sido, sin lugar a dudas, la mejor edición de las celebradas hasta la fecha. “Para todo el equipo este ha sido el mejor año, ha habido un ambiente familiar y al final hubo muchas lágrimas por la despedida”, explicó su director, el campeón del Mundo y oro olímpico, Iván Moro. Todos están deseando volver a reencontrarse el próximo verano.

MadPolo Campus sigue creciendo a la par que lo hacen sus deportistas. Con un equipo de monitores cada vez más cohesionado, pero también con participantes que año tras año demuestran mayor calidad y compromiso. “A los ‘repetidores’ los he visto entusiasmados de volver y a los nuevos, con muchas ganas de probar la experiencia. Ha habido bastante nivel, hay varios deportistas, chicos y chicas que están en la selecciones de sus respectivas comunidades, son futuras promesas para llegar a la selección nacional”, detalló Iván Moro.

El director del Campus expuso lo que, en su opinión, es una de las claves del éxito de MadPolo: “En esta semana nos convertimos en una gran familia Hay una excelente relación entre jugadores y entrenadores. Aunque no exista la presión de los clubes, somos exigentes con ellos para intentar sacar el máximo de ellos, pero siempre con cariño. El grupo es bastante heterogéneo y eso hace más enriquecedor el Campus. Además, vemos con alegría el fuerte impulso que está teniendo el Waterpolo femenino, ya que este año más de una tercera parte de nuestros participantes eran chicas”.

No sólo Waterpolo

Pero además de convivir 24 horas como profesionales, los participantes tuvieron tiempo para disfrutar al máximo con juegos y una completa animación diaria que incluyó excursiones al parque acuático Aquópolis de Villanueva de la Cañada y al río Alberche en Pelayos de la Presa. Los “locos del Waterpolo” cerraron con lágrimas una edición más de MadPolo, volviendo a sus casas de Bizkaia, Burgos, Madrid, Zaragoza, Valencia y Mallorca, con mejor técnica, rutinas de trabajo y nuevas habilidades deportivas, pero también con una experiencia personal enriquecedora que les aportó hábitos de convivencia, disciplina y nuevas amistades.

Compartir :

Facebook
Twitter
WhatsApp